Home  
Quienes Somos
Servicios y Equipo
Notas Nutritivas
Preguntas Frecuentes
Ubicacion y Contacto
 
     
     
 
“COMO PREVENIR  EL ESTREÑIMIENTO”
 
     
 

Las definiciones de estreñimiento suelen ser muy subjetivas. Se considera que evacuar el intestino al menos tres veces a la semana y no más de tres veces al diarias es un patrón normal en las personas sanas; entonces el estreñimiento ocurre cuando una persona disminuye su propia frecuencia de evacuación o ésta se dificulta porque las heces son pequeñas, secas y duras la evacuación incompleta y la dificultad para expulsar las heces son pequeñas, secas y duras. La evacuación incompleta y la dificultad para expulsar  las heces son más  más problemáticas que la baja frecuencia de las defecaciones.

El peso normal de las heces es aproximadamente de 100 a 200g por día y el tiempo de tránsito intestinal va desde 18 hasta 48 horas. Las personas que consumen una dieta  con un contenido adecuado de fibra procedente de las frutas, verduras, panes de grano entero y cereales integrales, por lo general, tienen defecaciones de mayor tamaño y heces más blandas relativamente más fáciles de expulsar.

El estreñimiento  puede ser resultado de cambios en la rutina de vida o deberse a aliteraciones fisiológicas. Generalmente sus causas están relacionadas con la dieta, el estilo de vida y la presencia de algunas enfermedades. Es común que se presente durante el embarazo, por la disminución en la motilidad intestinal en esta etapa. El estreñimiento crónico también puede obedecer a diversos trastornos orgánicos, entre ellos:

* Anormalidades metabólicas y endocrinas, como hipotiroidismo, uremia e hipercalcemia
* Enfermedades vasculares del colon
* Males neuromusculares generales que generan deficiencia de los músculos voluntarios
* Enfermedades en la parte alta del tubo digestivo
* Enfermedad celíaca
* Úlcera duodenal Cáncer gástrico
* Fibrosis quística
* Enfermedades del colon que producen:
       * Deficiencia en la propulsión colónica
       * Deficiencia en el tránsito intestinal por las estructuras anorrectales
* Síndrome de intestino irritable
* Fisuras anales o hemorroides
* Parasitosis no resueltas
* Secundarios a los cambios de estilo de vida relacionados con el tratamiento de algunos tipos de cáncer.


Identificación de posibles causas


Para identificar las causas del estreñimiento es necesario hacer las siguientes preguntas:
1.- ¿Consume diariamente al menos de 6 a 8 raciones de frutas, verduras, leguminosas y cereales integrales?
2.- ¿Bebe por lo menos seis vasos de agua durante el día?
3.- ¿Camina por lo menos veinte minutos diarios?
4.- ¿Pasa más de doce horas diarias sentado?
5.- ¿Cuando tiene la sensación de evacuar, se da tiempo para ir al baño?
6.- ¿Cuál es la frecuencia de sus evacuaciones?
7.- ¿Tiene horarios de alimentación regulare o habituales o es disciplinado en sus horarios de alimentación?
8.- ¿Ha tenido cambios recientes en la dieta?
9.- ¿Toma frecuentemente laxantes?
10.- ¿Está tomando algún medicamento?
11.- ¿Padece colitis?


Las causas (de alimentación y estilo de vida) más comunes de estreñimiento son:
* Insuficiente consumo de líquidos
* Una dieta rica en alimentos refinados
* Carencia de fibra en la dieta
* Falta de actividad física
* Disminución de los movimientos peristálticos (por ejemplo, por embarazo)
* Hemorroides
* Abuso y dependencia de laxantes

El estreñimiento en los niños, cuando no coincide con las causas dietéticas señaladas, puede deberse a una parasitosis o al angustia que para él representa dejar los pañales.
(Nota: Las parasitosis también son causa en los adultos)


Entre los ancianos es frecuente que el estreñimiento se dé por cambios fisiológicos que alteran su estilo de vida:
* Perdida de dientes
* Menor apetito
* Consumo de dietas altamente refinadas y con poca fibra
* Perdida de movilidad
* Uso de medicamentos


Prevención

* Consumir al menos cinco raciones de fruta y verduras diariamente.
* Comer la fruta y la verdura crudas y con cáscara, cuando sea posible.
* Ingerir tortillas de maíz, pastas, cereales y panes integrales.
Moderar el consumo de galletas y panes hechos con harina refinada.
* Comer leguminosas (frijol, lenteja, haba, alubia, garbanzo  o soya)
* Tomar abundantes líquidos.
* Evacuar en el momento de sentir necesidad y establecer un horario para la defecación.
* Tener una posición correcta al defecar.
* En el caso de los niños, se puede emplear un banquito o similar para que  suban los pies y los muslos presionen el abdomen; ello facilita la evacuación.
* Utilizar laxantes solo bajo supervisión medica.
* Realizar actividad física.


La fibra en el estreñimiento

Los cambios en la dieta  se debe iniciar cuando no exista impactación fecal. El aumento en el consumo de frutas, verduras y leguminosas debe ser gradual y acompañado de un incremento en la ingesta de liquidos;de lo contrario se acrecenterá el malestar.

La fibra en cantidades apropiadas ayuda a hidratar las heces y normalizar la función intestinal, pero en exceso puede producir diarrea. Las repercusiones de la fibra dietética sobre la actividad intestinal se relacionan con su capacidad para retener agua, lo cual conduce a la formación de heces mas grandes y blandas y su efecto de distensión del colon distal y el recto, lo que aumenta la sensación  de urgencia para defecar.

Se recomienda que la dieta tenga al por lo menos 25g de fibra, lo cual se puede lograr con alimentos ricos en fibra.

El salvado de trigo también es eficaz para favorecer la formación de masa fecal y aliviar el estreñimiento. Sin embargo, deberá utilizarse con moderación y subir la cantidad en forma gradual, de una cucharadita por día a 4-6 cucharadas por día, acompañado de un consumo adecuado (abundante, suficiente) de líquidos.

Las dietas ricas en fibra no deben utilizarse indiscriminadamente, pues pueden interferir con la absorción de nutrimentos. Cuando persiste el estreñimiento, aun con consumo de fibras, habrá que tener presentes otras posibles causas y consultar a un médico.

 
     
 
 
     
 
Facebook Twetter
Quienes Somos Notas Nutritivas FAQ Ubicacion y Contacto